Desde el principio de los tiempos, los seres humanos hemos querido ir cada vez más lejos, descubrir territorios inexplorados, incluso fuera de nuestro Planeta. Esta necesidad imperante de  desplazarnos ha marcado tanto la historia del transporte como la historia de la humanidad.

Lo primero que hicimos fue desarrollar fórmulas para el transporte terrestre para después conquistar otros medios; el mar y el aire.

Con la llegada de la industrialización, el transporte terrestre cobró una relevancia insólita, ya que era la principal forma de transportar mercancías de un lugar a otro, contribuyendo a dibujar nuestra sociedad tal como la conocemos actualmente.

A continuación, podrás ver una selección de los principales vehículos terrestres que los seres humanos hemos inventado en la historia del transporte, cómo han ido evolucionando y cómo evolucionarán en el futuro.

La primera revolución llegó con la invención de la rueda, que nos facilitó el transporte de materiales pesados. A partir de ella se desarrollaron todos los medios de transporte terrestre.

Primero fue el carro, que incorporó la rueda por primera vez; después la bicicleta, la motocicleta, el ferrocarril, y por último los automóviles, que en los últimos tiempos se han diversificado en camiones, furgonetas y coches.

Este artículo se centrará en la evolución del camión, ya que ha supuesto un reto mayor debido a la necesidad de estos vehículos de transportar grandes cargas.

Historia del transporte y evolución del camiónLa evolución del transporte ha sido progresiva y continúa avanzando hacia nuevas fronteras en la actualidad.

Formación 100% gratuita de Movertis

Evolución del camión de transporte

Los camiones empezaron arrastrados por animales… ¿Te imaginas? A continuación, podrás ver la evolución de este medio de transporte:

  • Camiones de vapor:  los camiones arrastrados por animales transportaron mercancías a través de pequeñas distancias hasta que en 1769 se construyó el primer camión a vapor que, aunque sólo alcanzaba los 6km/h, por primera vez se pudo desplazar sin necesidad de animales. Hasta mediados del siglo XIX no se logró que alcanzase los 20km/h.
  • Camiones de combustión interna: dadas las limitaciones de los camiones de vapor, en 1895 Karl Benz creó el que se considera ‘’el primer camión de la historia’’ con combustión interna del motor. Gracias a esta idea revolucionaria se consiguió convertir al camión en un medio de transporte esencial en el movimiento de mercancías. Aun así, la carga máxima que podían transportar no superaba las 2 toneladas.A partir de la Primera Guerra Mundial se empezaron a utilizar los neumáticos de caucho y los arrancadores eléctricos. Las cabinas se cerraron, la iluminación empezó a ser eléctrica y los motores ya tenían hasta 8 cilindros. Desde ese momento empezaron a denominarse ‘’camiones pesados’’.
  • Camiones con motor diésel: la empresa ‘’Man’’ inventó los motores diésel en 1883, aunque no fue hasta 1930 cuando su uso se generalizó. Fue una gran revolución por el alto rendimiento y el bajo consumo que este motor ofrecía en comparación con motores anteriores. En 1933 salió al mercado el primer camión con motor diésel clase 8.
  • Camiones con motor eléctrico: es el siguiente nivel y es una realidad que está más cerca de lo que piensas. Actualmente existen varios prototipos de camiones eléctricos, incluso hay algunos que ya se pueden comprar por adelantado. Estos camiones se caracterizan por su mayor eficiencia en cuanto a uso y consumo, dejando a un lado de una vez por todas las fuentes de energía tradicionales, tan perjudiciales para nuestro planeta.

La tecnología ha avanzado tanto que, gracias al GPS, puedes incluso controlar los vehículos a distancia. La próxima innovación será el camión autónomo, un nuevo salto donde ya no será imprescindible la presencia de conductor.

El futuro en la gestión del transporte

Quién sabe lo que nos deparará el futuro, las innovaciones son impredecibles. En ocasiones suceden de forma rupturista, y en otras a modo de mejoras constantes, como sucede con la gestión de flotas de vehículos. La tendencia es clara, y gira en torno a los vehículos impulsados por motores eléctricos y a la conducción autónoma.

Hace unos años hubiera sido impensable si quiera soñar con la posibilidad de controlar diferentes vehículos a distancia y obtener tanta información como hoy en día conocemos de ellos; su ubicación, si están encendidos o apagados, cuánto tiempo han estado funcionando, qué ruta han realizado o a qué temperatura se encuentran las mercancías que transportan.

La evolución de estas plataformas también es constante, y cada día adquieren nuevas funcionalidades que hacen imprescindible su uso.

gestión de tareas
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día