Muchas de las furgonetas usadas en actividades profesionales en nuestro país no superan los 150km al día. Esta es la razón por la que las furgonetas eléctricas son una opción muy recomendable para autónomos y PYMES, que necesitan un vehículo ligero y económico para realizar sus transportes de corta distancia.

¿Te has planteado ya pasarte a la furgoneta eléctrica? Aquí te contamos algunas ventajas y desventajas de este tipo de vehículos.

7 ventajas de las furgonetas eléctricas

El uso de vehículos eléctricos trae consigo numerosas ventajas, tanto propias como ventajas fiscales por parte de la administración. Algunas de ellas se resumen a continuación:

  1. No están sujetas a zonas de acceso restringido.
  2. En la mayoría de las ciudades el aparcamiento de este tipo de vehículos es gratuito.
  3. Recargar las furgonetas eléctricas es mucho más barato que llenar un depósito de una furgoneta convencional.
  4. El mantenimiento también es más económico, ya que están exentas de cambios de filtros, aceite etc.
  5. Son mucho más ecológicas. Si bien esto depende de dónde se haya obtenido la energía (si procede o no de fuentes renovables), el gasto en general de recursos es menor que en las furgonetas de gasolina o diésel.
  6. No pagas el impuesto de circulación, ya que los vehículos que contaminan menos de 120g/km, están exentos de pagar este.
  7. Los vehículos pocos contaminantes llevan asociados beneficios fiscales, que dependerán de la comunidad autónoma.

Recarga de una furgoneta eléctrica - MovertisActualmente, los cargadores rápidos pueden recargar hasta un 80% de la furgoneta en 40 minutos.

3 desventajas de las furgonetas eléctricas

Aunque los vehículos eléctricos tienen muchos beneficios, lo cierto es que en algunos aspectos aún están lejos de superar a sus homólogos de gasolina y diésel. Entre las principales desventajas destacan las siguientes:

  1. Autonomía, uno de los factores que más influyen en ella es la forma de conducir. Aun así, lo cierto es que ningún modelo de furgoneta eléctrica puede equipararse a día de hoy en cuanto a autonomía con las furgonetas convencionales, teniendo en cuenta una sola carga de repostaje.

    No obstante, cada vez se están consiguiendo baterías eléctricas más potentes y duraderas. Es sólo cuestión de tiempo que igualen o superen en capacidad energética a los depósitos de combustible de las furgonetas convencionales.

  2. Coste inicial, ya que, aunque a la larga un vehículo eléctrico sea más económico, hacerte con uno de ellos supone una primera inversión mayor, rondando de media los 30.000€ en el caso de las furgonetas.
  3. El tiempo de carga variará según la potencia del sistema, aunque de momento está muy por encima de lo que se tarda en repostar de forma convencional. En los puntos de carga este tiempo oscila entre 3 y 10 horas, dependiendo del vehículo. También existen cargadores rápidos que pueden proporcionar hasta un 80% de la carga en 40 minutos, aunque estos sólo se recomiendan para emergencias.

Calcula cuánto te puedes llegar a ahorrar
con un software de gestión de flotas

¿Le conviene a tu empresa optar por las furgonetas eléctricas?

Si quieres saber cuáles son los vehículos que más convienen a tu empresa a la hora de ampliar o renovar tu flota de vehículos, lo primero que debes hacer es examinar detalladamente las necesidades de la misma.

La importancia de la gestión de flotas

Datos como cuántos kilómetros recorren tus furgonetas de media al día se obtienen fácilmente si cuentas con una plataforma de gestión de flotas. Piensa en si las furgonetas están activas las 24 horas del día o bien cuentan con franjas horarias (por ejemplo, por la noche) en el que estén guardadas cerca de un posible punto de recarga para que la autonomía no sea un problema.

También debes calcular cuánto te ahorrarías gracias a los beneficios fiscales que conlleva el uso de vehículos poco contaminantes. Ten en cuenta además que los vehículos eléctricos no pagan impuesto de matriculación.