Seguro que alguna vez te has dado cuenta de que los camiones americanos y europeos son muy diferentes. A simple vista, su principal diferencia está en la parte delantera.

Mientras que el ‘’morro’’ de los camiones americanos sobresale hacía fuera, el de los camiones europeos se alinea con la luna, está achatado. Hay razones que justifican las diferencias entre ambos modelos, que han evolucionado por separado según las necesidades de cada territorio.

¿A qué se deben las diferencias entre camiones americanos y europeos?

Tanto los camiones americanos como los europeos optan por motores muy potentes, pero existen varias diferencias entre ellos:

Camiones europeos

La normativa europea ha hecho que las marcas busquen una mayor eficiencia. Aunque se conserva la potencia, se ha tenido especial interés en disminuir los niveles de emisiones y el consumo de los vehículos, tal como marca la ley.

Además de la necesidad de reducir sus emisiones, la normativa europea establece como límite de largo total autorizado los 16,5 metros, por lo que no compensa invertir parte de ese largo en el morro del camión, como ocurre en el caso de los americanos.

Otro factor determinante son las peculiaridades del territorio europeo. Muchas de las rutas de transporte europeas son extremadamente sinuosas y escarpadas. Atraviesan montañas con carreteras muy estrechas, por lo que este tipo de diseño es mucho más práctico.

De esta forma se gana en maniobrabilidad y visibilidad, que son imprescindibles para conducir por este tipo de vías.

Camiones europeosLos camiones europeos se enfocan en la eficiencia, el control de emisiones y la tecnología.

Camiones americanos

Las rutas de transporte americanas, sin embargo, son mucho más rectas y anchas. Las características físicas del terreno no son tan abruptas como en el caso de Europa.

Como el diseño no está condicionado por la geografía, las cabinas son mucho más amplias, y permiten crear pequeñas casas dentro de ellas. Esta es la razón por la que los camiones americanos tienen un mayor largo en la parte delantera.

El motor se encuentra en el morro del camión. Las ruedas del frontal, al estar más adelantadas, hacen que la cabina tenga mayor estabilidad y se mueva menos. Esto también hace que sea mucho más sencillo revisar mecánicamente el vehículo. De esta forma, se gana en espacio y se aprovecha éste para acomodar las cabinas.

Por otro lado, los camiones americanos son más rápidos ya que cuentan con un eje de mayor velocidad, al estar más desarrollados longitudinalmente. Los europeos, sin embargo, ganan en potencia, al ser más compactos y menos pesados.

Camiones americanosLos camiones americanos son más rápidos y más espaciosos, pero menos tecnológicos.

Diferencias en cuanto al descanso

En general en Europa, los viajes son mucho más cortos que en América, y los descansos más frecuentes, por lo que las cabinas como mucho tienen una pequeña cama. Sin embargo, las cabinas estadounidenses pueden llegar a tener por detrás del puesto de mando hasta 2 metros de longitud.

Los diseñadores de vehículos americanos han aprovechado este espacio para darle una mayor comodidad al conductor, de manera que incluso pueda ponerse de pie sin necesidad de salir del vehículo. Su diseño está pensando para que los conductores solamente tengan que bajar del camión para ducharse o ir al baño, aprovechando al máximo el tiempo, y pueden permitirse parar con menos frecuencia.

Además, como el precio del carburante en Estados Unidos es más bajo, los conductores mantienen el aire acondicionado o la calefacción funcionando durante todo el día, incluso en el descanso, proporcionando una mayor comodidad y reduciendo la necesidad de bajar del camión.

Diferencias en cuanto a la tecnología

Otra de las principales diferencias entre los camiones del nuevo y el viejo mundo es el uso que se hace en cada uno de la tecnología. Los modelos europeos incluyen todo tipo de sistemas electrónicos y de ayuda para optimizar la conducción.

En cambio, los conductores americanos se muestran reacios a los cambios, y siguen prefiriendo el sistema clásico de tableros con información analógica, en vez de un ordenador de abordo que resuma la información.

Aunque en los últimos años los camiones americanos han ido incluyendo diseños más europeos, el sistema clásico sigue siendo mayoritario en las carreteras.

gestión de tareas
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día