La tecnología está volviendo a los camiones más inteligentes y apuntan a ser los primeros vehículos en automatizarse, aunque aún necesitarán a alguien detrás del volante.

En los últimos años, grandes fabricantes como Volvo, Tesla y Mercedes-Benz, entre otros, se han centrado en el desarrollo tecnológico para lograr los Self-Driving Trucks o camiones autónomos, que están llamados a revolucionar el transporte de mercancías tal y como lo conocemos.

Seguro que ya has oído a hablar infinidad de veces sobre los tipos de conducción autónoma y las tecnologías que se están desarrollando pero, ¿sabes cómo afectará a los conductores?.

Esa pregunta es una de las que más preocupa a los profesionales del transporte, ya que creen que la conducción autónoma producirá despidos masivos en el sector. En este artículo, te explicamos el rol de los conductores en los camiones autónomos y cuál será su evolución según nuestra experiencia.

La conducción autónoma en la actualidad

Antes de empezar con las funciones de los conductores, hay que tener claro los niveles de autonomía de los que hablamos. Si bien es cierto que el desarrollo tecnológico está avanzado y que ya existen empresas que, desde hace unos años, han empezado a operar con camiones autónomos (en especial en Estados Unidos), los niveles de automatización aún son bajos.

Los expertos aseguran que hay 5 niveles de conducción autónoma, siendo 5 una automatización total y 1 una conducción autónoma en determinadas ocasiones y bajo la supervisión de un profesional.

La mayoría de los camiones autónomos actuales cuentan con niveles 1 o 2, que hacen necesario el apoyo de un conductor durante el trayecto. Los vehículos de nivel 5, los únicos que podrían funcionar sin ayuda humana, aún son comercialmente inviables y tardaremos muchos años en verlos en las carreteras.

¿Cuál es el rol de los conductores?

Conducción esporádica

Si bien el camión autónomo puede conducir en carreteras y vías interurbanas, aún es necesario que el conductor adquiera el control del vehículo en determinadas ocasiones, como la entrada a una zona urbana, la carga y descarga de mercancías, al hacer maniobras, en situaciones climáticas desfavorables, en obras y otras situaciones más complejas, volviendo en imprescindible su ayuda.

¿Sabías que . . .

un 94% de las muertes en carretera se deben a errores humanos que la conducción autónoma podría evitar?

Funciones de supervisión

La principal función del conductor en un camión autónomo recae en la supervisión. Aunque el vehículo pueda conducir durante gran parte del trayecto de manera autónoma, necesitará a alguien en la cabina que supervise la conducción y actúe en caso de que se produzca un incidente, como puede ser el pinchazo de un neumático. Es posible que en el futuro tengamos camiones tan sofisticados como para afrontar cualquier situación inusual, pero por el momento dependen de los conductores para dichas situaciones.

funciones-conductores-en-camiones-autonomos

Carga y descarga

Otra de las funciones del conductor será la de asistir en la entrega de mercancías y en la carga y descarga de productos. De esta forma, aunque el vehículo autónomo pueda ayudar a optimizar la capacidad de carga y mejorar el control de la mercancía durante el trayecto, el conductor asistirá en la entrega y se asegurará de que no haya errores.

Adaptarse a la tecnología

Más que una funcionalidad, la podríamos catalogar como un requisito. Los vehículos de transporte irán incorporando nueva tecnología que los acerque a la automatización, por lo que los conductores deberán ser capaces de adaptarse a dicha tecnología para utilizarla en su día a día. Hablamos de tecnología como la optimización de rutas, la alerta de incidencias, etc.

Tareas complementarias

Se trata de otra de las funciones más interesantes para los conductores. Durante el tiempo en que el vehículo conduzca de manera autónoma, el conductor podrá emplear dicho tiempo en otras tareas como la preparación de pedidos, el aviso a clientes o el papeleo, mejorando la productividad del conductor, aumentando la eficiencia de cada trayecto y reduciendo los tiempos muertos.

Nuestra predicción; un sector en constante evolución

El sector del transporte se encuentra en un proceso constante de digitalización. Eso hace que veamos camiones cada vez más equipados tecnológicamente, con herramientas más eficientes de rastreo GPS, optimización de rutas, predicción de incidentes, organización de procesos y muchas más características, que permiten sacar la máxima productividad de las flotas.

Nuestra predicción es que antes de normalizar la conducción autónoma, veremos como las funciones de asistencia con IA (Inteligencia Artificial) se convierten en un estándar para la gestión de flotas. Es decir, se irá incorporando poco a poco nueva tecnología enfocada hacia la automatización de vehículos.

Muchos expertos aseguran que no veremos camiones completamente autónomos (de nivel 5) en nuestras carreteras hasta dentro de más de 20 años. El futuro es incierto, aunque lo que está claro es que la evolución irá paulatinamente dirigida hacia la automatización.

gestión de tareas
Descubre cómo Movertis se adapta a tu empresa
Descubre cómo Movertis se adapta a tu empresa