La logística inversa o gestión de devoluciones es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas de transporte, en especial aquellas con envíos online.

El objetivo de este proceso es tener la capacidad de gestionar las devoluciones en el menor tiempo y coste posible, para así poder reintegrar el producto en el stock y volver e venderlo. Pero no siempre es así. La logística inversa es un proceso que para la mayoría de las empresas genera grandes costes, muchos de ellos desconocidos, que repercuten gravemente en la rentabilidad de los envíos.

¿Sabías que . . .

la logística inversa puede suponer un 10% de los costes totales de la logística?

Pero tranquilo, esta cifra puede disminuir fácilmente con los consejos adecuados. En el artículo de hoy, veremos cuáles son esos costes asociados a la logística inversa y cómo puedes reducirlos fácilmente.

Formación Gratuita Movertis

Costes de la logística inversa

  • Transporte: Es el coste más evidente. Lo constituye el ir a buscar el producto y devolverlo al almacén. Y es aún mayor si el producto debe repararse, ya que se deberá enviar al servicio técnico primero, algo que deberá contabilizarse.
  • Reparaciones: Si es necesario hacer alguna reparación, el producto también tendrá un coste adicional. Es un coste obvio, pero que a menudo cae en el olvido y muchas empresas no lo tienen en cuenta en el cómputo total de la venta del producto, con lo cuál no son conscientes de su repercusión.
  • Gestión de la devolución: Seguramente sea el menos visible. Al iniciar una devolución, se deberán hacer una serie de tareas administrativas para su registro. Tareas que suponen un tiempo para tu departamento de administración y, consecuentemente, repercute en tus costes. Adicionalmente, es posible que quieras invertir en un proceso para determinar la razón de la devolución e intentar que la experiencia del cliente sea la más satisfactoria posible. Esta tarea también deberá contabilizarse, entendiendo de que otro trabajador destinará tiempo en ella.
  • Empaquetado: Cuando el producto finalmente llegue al almacén, habrá que ver si tiene que volver a ser empaquetado o no. Parece un detalle insignificante, pero es un coste adicional que hay que contemplar.
  • Reciclado: Otras veces el producto no se venderá nuevamente, pero sí podrá ser reutilizado. La manera en que reciclamos o desechamos los productos también tiene un coste. Más aún cuando se tratan de procesos poco ágiles, con demasiada mano de obra y mucho tiempo invertido.
  • Clasificación del producto: Ahora sí, el producto ya está empaquetado y listo para ser vendido. Ahora falta que el jefe de almacén lo clasifique y lo ubique. Al finalizar, deberemos contemplar todo el tiempo invertido en dicha tarea, ya no únicamente por la parte proporcional del salario del trabajador, sino también por el tiempo que ha dejado en atender otras tareas.
 

Consejos para reducir costes de la logística inversa

1- Ayuda al cliente a devolver su pedido

Es un punto clave estratégicamente hablando. Otorgar al cliente rapidez y flexibilidad a la hora de devolver un producto incrementará enormemente la cadena de valor y facilitará que vuelva a comprar en otra ocasión.

2- Integra la omnicanalidad 

Desarrollar tecnologías de omnicanalidad puede ser de gran ayuda a la hora de afrontar una devolución. Te permite gestionar la logística inversa desde un mismo sistema y aprovechar al máximo cada viaje. Hacerlo va a hacerte ganar tiempo y reducir costes.

3- Crea un protocolo de gestión de almacenamiento

La mano de obra adicional que deberá descargar, clasificar y almacenar la mercancía de nuevo, y eso conllevará un coste. Crea un protocolo ágil y rápido que te permita gestionar las devoluciones sin afectar los tiempos de otras tareas en tu almacén. Para ello es fundamental conocer los KPI de almacenamiento.

Consejos para reducir los costes de la logística inversa
 

4- Mejora la trazabilidad de tus rutas

Del mismo modo que para las empresas es imprescindible planificar las rutas y optimizar el transporte, para la recogida también es importante hacerlo. La planificación eficiente permite a las empresas ahorrar tiempo y recursos, lo cuál se traduce en la reducción de costes. 

5- Aporta más valor al cliente

Aunque la logística inversa sea un coste, bien ejecutada, puede llegar a ser positiva para tu empresa. Puede ser una oportunidad para mejorar la satisfacción del usuario y fidelizarlo para que siga confiando en ti en futuras ocasiones.

6- Fomenta la sostenibilidad y el reciclaje

Como ya hemos comentado, los procesos de reciclaje muchas veces son complejos y costosos. Fomenta la sostenibilidad y el reciclaje dentro de tu empresa y crea procesos más rápidos para tu empresa. De esta forma serás más sostenible y, además, podrás disminuir los costes a la hora de reaprovechar material.

7- Invierte en tecnología

La tecnología tiene un papel crucial en la optimización de la logística inversa. Al fin y al cabo, te permite monitorizar y automatizar muchas de las tareas operativas que influyen en las devoluciones, como el registro administrativo de la devolución, el seguimiento del pedido, las razones de la devolución, la clasificación dentro del almacén, el control de inventario, etc. Utiliza el software logístico que más se adapta a tus necesidades y podrás mejorar tu eficiencia enormemente.

Conclusión

Como ya has comprobado, la logística inversa es un proceso complejo y costoso si no se gestiona de la forma adecuada. Para hacerlo, tu gran aliada será la tecnología, capaz de ayudarte a:

  • Descubrir los costes que influyen en tus devoluciones
  • Evaluar tu situación y analizar los KPIs para conocer tus debilidades
  • Optimizar tus procesos logísticos
  • Monitorizar tus envíos y analizar tu flota
  • Conocer la información para tomar mejores decisiones
gestión de tareas
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día