La gestión de flotas es una inversión para las empresas de transporte, que logran aumentar su productividad de sus rutas y optimizar toda su flota.

Los sistemas de localización se tratan de herramientas para planificar, coordinar y monitorizar todos los elementos que intervienen en tu flota para optimizar tus recursos y mejorar la productividad en cada ruta.

Aunque a menudo es complicado calcular su rendimiento. Por este motivo, hoy te explicaremos que debes tener en cuenta para medir su éxito y cuáles son las funcionalidades más útiles.

Elementos clave de la gestión de flotas

Cualquier sistema de gestión de flotas deberá ser capaz de:

  • Ahorrar costes en cada viaje, tales como el consumo de combustible o el coste del mantenimiento.
  • Aumentar la productividad de tus flotas, lo que se traduce en el aumento de viajes y el incremento de la vida útil de cada vehículo.
  • Incremento de la seguridad, minimizando las incidencias y bajando el número de accidentes.

Funcionalidades a tener en cuenta

Además de los beneficios que comportan, es importante tener en cuenta las funcionalidades más útiles aplicadas a la gestión de tu flota. Destacamos:

Indicadores básicos

Indicadores de rendimiento o KPI

La gestión y el control de flotas tienen como objetivo optimizar la gestión de los recursos para sacar el máximo beneficio de cada viaje. Para dicha función son fundamentales los indicadores de rendimiento; elementos que permiten calcular la productividad de tu flota y te ayudan a mejorarla. Aquí te adjuntamos los más importantes:

  • Carga transportada
  • Tiempo de entrega
  • Distancia recorrida
  • Tiempo del vehículo fuera de la carretera
  • Números de incidentes
  • Consumo del vehículo
  • ¡Y muchos más!

Si quieres saber cómo calcular cada uno, compartimos contigo el enlace a uno de nuestros anteriores artículos, en el que conocerás todos los indicadores básicos en la gestión de tu flota.

Indicadores de riesgo o KRI

Por otro lado, también es importante calcular el coste cuando se produce una incidencia, y para ello utilizamos los KRI o indicadores de riesgo.

Estas métricas te ayudan a identificar los puntos críticos en la gestión de tu flota y te proporcionan la información necesaria para reducir los costes y aumentar tu productividad.

Veamos los más importantes:

  • Repercusión de cada accidente, tales como el aumento del precio del seguro, pedidos no entregados, etc.
  • Tiempo VOR (tiempo del vehículo fuera de carretera) y horas de conducción
  • Coste de mantenimiento de tu flota, para conocer que coste estamos pagando por cada ruta y cómo podríamos reducirlo