La preparación de pedidos o picking es uno de los procesos más importantes en cualquier almacén logístico.

En un mundo cada vez más competitivo, exigente y liderado por grandes multinacionales, es imprescindible tener un control meticuloso de todos los procesos logísticos. Uno de los que exige mayor organización es el picking, es decir, la preparación de pedidos. Tener optimizado el picking es fundamental para tener una visión global de todas las existencias, optimizar procesos y tomar mejores decisiones acerca de la logística.

Una de las maneras más eficientes de hacerlo es con una picking list, un documento que organiza las tareas de preparación de pedidos. Sin embargo, para las empresas resulta difícil saber qué debe incluir la picking list y cómo puede adaptarla a su negocio. En este artículo, te explicaremos todos los detalles para que puedas elaborar tu picking list perfecta. ¡Toma nota!

Qué es una picking list

Como decimos, una picking list es un documento que se utiliza para organizar todas las tareas que deben llevarse a cabo para optimizar la preparación de pedidos. Su objetivo es ayudar al jefe de almacén a tener un mayor control de todo el proceso de recogida y entrega, identificar posibles incidencias con pedidos y optimizar el espacio del almacén para mejorar la eficiencia de la logística.

¿Sabías que . . . 

entre el 70 y el 80% del tiempo productivo de un almacén se destina al picking?

Tipos de picking lists

Generalmente, una picking list muestra los datos del envío, la ubicación en el almacén y la descripción del artículo. No obstante, la información variará mínimamente según el método de preparación que utilices en tu almacén, el volumen de productos, la velocidad de movimiento, entre otros.

Los tipos de picking lists más utilizadas son:

  • Pick-to-Order: Consiste en utilizar el recibo o albarán del pedido del cliente para seleccionar los productos que se enviarán. Suele utilizarse en operaciones más pequeñas, donde se puede limitar la cantidad de información.
  • Batch Picking: Es parecido, aunque la picking list está diseñada para elegir una cantidad de pedidos en un solo viaje, es deicr, agrupa los pedidos que deben enviarse en un mismo viaje.
  • Picking por zona: Esta picking list se basa en productos en lugar de en pedidos, donde cobrará mayor importancia la descripción del producto y la ubicación del tipo de producto dentro del almacén.

Cómo elaborar la picking list perfecta

1. Identifica el pedido

Es un elemento esencial para agrupar e identificar pedidos. En la picking list debe figurar la numeración del pedido y demás información que lo reconoce, en la que destaca:

  • Número de referencia o SKU
  • Fecha de emisión del pedido
  • Descripción del producto
  • Unidad de medida (si es un producto individual o un conjunto de paquetes, por ejemplo)
  • Contenido complementario (una fotografía del producto, por ejemplo)
  • Cantidad de unidades que recoger
  • Tamaño y peso de las unidades

2. Añade información de tu cliente

Aunque no se trata de un dato crucial para realizar el picking correctamente, facilita la identificación de los pedidos y su verificación, especialmente en aquellos pedidos compuestos por diferentes trabajadores, como puede pasar con el batch picking.

3. Ubica los productos en tu almacén

También es importante que en tu picking list se ubique cada artículo en el almacén para así poder optimizar los desplazamientos y agilizar tiempos de actuación. Este campo incluirá la ubicación del pasillo, estante, contenedor, zona, etc. para cada producto.

4. Comprobar la cantidad

También deberás añadir dos campos para comprobar la cantidad de cada producto. En el primero se indicará cuántos deben seleccionarse, y en el segundo, cuántos se recogieron realmente.

5. Responsabilidad

Por último, es importante que tu picking list tenga un campo que determine quién realizó cada tarea de verificación. Se trata de una manera de llevar el control de todos los procesos y garantizar que cada trabajador haya realizado sus funciones correctamente. Además, también ayuda a agilizar los trámites administrativos.