El auge de la venta retail pone el foco en la eficiencia de los procesos de la última milla.

Cuando hablamos de última milla nos referimos al proceso final de entregar un pedido a su comprador. En los últimos años el desarrollo tecnológico ha cambiado por completo los procesos del transporte, sin embargo, a muchas empresas les resulta complicado encontrar la manera de adaptar estos cambios para mejorar la eficiencia en el proceso de la última milla.

 

¿Sabías que . . . 
 
cerca de un 30% del coste de un envío puede deberse a la última milla?

 

¿Cuáles son los problemas a los que se enfrenta la última milla?

  • La ausencia de receptores en el punto de encuentro
  • Mayor competencia, liderada por las grandes compañías
  • La contaminación que provocan, en especial cuando deben volver al punto de encuentro
  • Los inconvenientes en tráfico, en especial en zonas urbanas
  • Los plazos de entrega reducidos y las ventanas temporales cortas
  • Gran cantidad de costes asociados al proceso final de entrega

 

 

Cómo optimizar la última milla

1. Utiliza métodos de entrega alternativos

Cada vez pasamos menos horas en casa, lo que dificulta la entrega de productos a domicilio. Aunque muchas veces no sea culpa de la empresa, carecer de alternativas de entrega repercute negativamente en la imagen que percibe el cliente, además de afectar a tus costes.

Para evitarlo, es recomendable que inviertas en alternativas de entrega. Entre las opciones disponibles, nosotros destacamos:

  • Disponer de plataformas que permitan personalizar las horas de entrega
  • Utilizar el método click&collect, es decir, facilitar la opción de recogida a tienda o recinto
  • Facilitar puntos de recogida externos, tales como establecimientos, oficinas de correo o gasolineras
  • Poseer tu propio almacén de recogida

2. Utiliza flotas más ágiles

Dependiendo del tipo de mercancía y el tipo de cliente al que va dirigido, no será necesario utilizar vehículos como las furgonetas o el coche. Cada vez son más las empresas que apuestan por alternativas de transporte más ágiles que, aunque son insostenibles para grandes mercancías y para largas distancias, son muy versátiles para las entregas en zonas urbanas.

Entre los vehículos más utilizados, destacan el uso de bicicletas, las motos y los drones. Estos últimos, de los que ya te hemos hablado en anteriores artículos, aún están en una etapa inicial, aunque se espera que cojan importancia en los próximos años.

Al utilizar alguna de estas alternativas, no solo estarás reduciendo tus costes y agilizando tus entregas, sino que introducirás la sostenibilidad en tu proceso logístico. La creciente demanda de la última milla propicia a que haya más vehículos en las grandes ciudades y, aunque las restricciones de tráfico de 2020 han limitado los vehículos más contaminantes, sigue siendo un gran problema. Contar con flotas más sostenibles puede diferenciarte de la competencia y mejorar tu imagen empresarial.

3. Cuenta con la tecnología adecuada

Los clientes demandan soluciones que permitan tener información en tiempo real sobre el estado de sus pedidos y les alerten de posibles retrasos o incidencias. Con la tecnología adecuada, podrás facilitar dicha información y la comunicación entre receptor y empresa será mucho más fluida.

Por otro lado, también es interesante que cuentes con una plataforma que te proporcione información interna más exhaustiva, para que puedas hacer tu mismo el seguimiento de la entrega, automatizar los envíos de mensajes, analizar los estilos de conducción de tus conductores, anticiparse a cualquier imprevisto durante el trayecto y, en definitiva, gestionar mejor tu flota.

4. Planifica mejor tus rutas

Planificar las rutas de reparto es crucial para llegar a los lugares más rápidamente y rentabilizar el servicio. Para hacerlo, de nuevo será clave disponer de la tecnología adecuada. Con una misma plataforma de gestión de flotas, no solo podrás gestionar tu flota en tiempo real, sino que podrás planificar todas tus rutas para mejorar los tiempos de entrega, ahorrar combustible y repartir mejor el trabajo.

Contar con este tecnología te permitirá calcular la ruta óptima de entrega de toda tu mercancía, incluyendo variables como el tráfico, el tipo de transporte, el tipo de mercancía y la urgencia del envío, entre muchas más.

5. Crear un entorno omnicanal

No es la primera vez que te hablamos de la omnicanalidad. Este concepto hace referencia a la creciente necesidad de integrar todos los canales comunicativos para que la empresa pueda comunicarse mejor con el cliente.

Es imprescindible añadir nuevos sistemas de información, como las notificaciones de incidencias, los mensajes automatizados, la búsqueda de alternativas a una entrega, el seguimiento del estado del vehículo, entre otros muchos, para mejorar el resultado de las entregas en la última milla y poder así, mejorar el servicio ofrecido.

gestión de tareas
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día
Descubre cómo nuestra solución te ayudará en tu día a día