Un software de gestión de flotas es la mejor herramienta para gestionar eficazmente tu flota. 

Un sistema de gestión de flotas permite controlar, analizar e interpretar los datos de tus vehículos para tomar las mejores decisiones estratégicas acerca de tu flota y aumentar su productividad.

Sin embargo, no todos los software son iguales. En este artículo, compartimos contigo 10 consejos para escoger el mejor software de gestión de flotas. 

1. Capacidad analítica

El poder de la gestión de flotas recae en los datos. Por este motivo, es importante que determines  cuál es la información crucial para lograr tus objetivos y asegúrate de que tu software te ofrezca las métricas necesarias para obtenerla. 

Con los datos correctos, podrás tomar mejores decisiones y dar un gran paso hacia la optimización de tu flota.

2. Nivel de usabilidad

Tal vez el punto más importante a tener en cuenta. Aunque un software ofrezca todos los datos que necesitas, si es difícil de utilizar no vas a amortizarlo, ya que te costará demasiado esfuerzo realizar tus tareas.

Una plataforma de gestión de flotas debe ser intuitiva y fácil de utilizar. De este modo, el tiempo de aprendizaje será más corto y podrás sacarle el máximo rendimiento a la herramienta.

3. Adaptabilidad

Tu empresa evolucionará y, como consecuencia, tus necesidades también. Un buen software de gestión de flotas debe ser escalable, modular y tener capacidad de adaptación ante cualquier cambio. Hablamos, por ejemplo, de cambios en el tipo de flota, aumento del tamaño de la flota, integración con otros departamentos, etc.

Es una parte crucial para sacar el máximo rendimiento de tu flota.

4. Innovación constante

El sector del transporte está en continuo desarrollo tecnológico. Actualizar regularmente la plataforma y añadir nuevas funcionalidades evitará que tu sistema quede obsoleto. Asegúrate de que tu solución ofrezca estos servicios.

5. Personalización

Los mismos datos no sirven para todas las empresas. Un buen software de gestión de flotas deberá ser flexible para generar informes personalizados, que permitan a sus usuarios obtener la información que desean en cada momento. 

6. Integración

En tu empresa usarás más de una herramienta. Por ello, es importante que tu sistema GPS pueda integrarse con tu actual software, ERP o CRM para ofrecer la máxima usabilidad. También será importante que pueda usarse rápidamente una vez se haya contratado el servicio; evita las integraciones que duren más de lo previsto.

7. Soporte al cliente

Como con cualquier software, te pueden surgir dudas o tener una incidencia. ¿Qué pasa entonces? Asegúrate de que la plataforma tenga a un equipo detrás que te de facilidades para solucionar cualquier situación

Aquí también hay que valorar la capacidad para que saques el máximo rendimiento de tu plataforma. Algunas herramientas disponen de recursos formativos adicionales con los que podrás aprender más sobre cada funcionalidad y, así poder optimizar tu flota.

8. Automatización

Un sistema de gestión de flotas, además de proporcionarte la máxima información, debe servir para reducir el tiempo en realizar las tareas de tu día a día. Funcionalidades como la gestión de tareas en remoto, la asignación automática de tareas y la trazabilidad de las rutas a los clientes, entre otras muchas, sirven, precisamente, para ahorrar tiempo a tus gestores de flota y poder destinar tiempo en otras tareas críticas. Valora todas estas capacidades antes de tomar una decisión. 

9. Seguridad

La seguridad es un aspecto fundamental. Al fin y al cabo, en tu software almacenarás toda la información acerca de tus trabajadores, clientes, rutas, tareas, etc. 

Tu sistema debe ofrecer garantías para almacenar datos de forma segura y evitar incidentes a la hora de modificar, duplicar o suprimir cualquier información. 

Respecto a la seguridad en carretera, también jugará un papel muy importante. Funciones como la detección de elementos en mal estado y la gestión de mantenimientos te ayudarán a reducir el número de reparaciones e incidentes en carretera.

10. Rendimiento

También deberá incluir capacidades de rendimiento. Por ejemplo, historial de datos, tendencias de combustible, evolución de consumos, etc. 

Por otro lado, también es posible que quieras evaluar el rendimiento, no solo de tus progresos, sino de la plataforma actual. En este caso, aquí encontrarás algunos consejos para medir el éxito de tu sistema de localización